miércoles, 5 de diciembre de 2007

CÓMO ADORNAR CON SEGURIDAD SU CASA EN ESTA NAVIDAD

El inicio de la temporada navideña es una de las épocas más bellas de todo el año. Esperada con ansias por los niños y un poco de nostalgia por los adultos. El ambiente cambia de color. Los rojos, verdes, dorados y blancos son los tonos preferidos de temporada. Durante un mes nuestra casa parece otra. Y no importa la distancia, ni el país donde hayamos nacido. La navidad es una época de agradecimiento y recordación que nos permite mantener vivas nuestras tradiciones. Sin embargo para engalanar nuestra casa por dentro y por fuera no solo necesitamos bellos adornos sino tomar medidas de precaución al momento de instalarlos. Todos los años, las salas de emergencia de los hospitales atienden a unas 12,800 personas por caídas, cortes, descargas eléctricas y quemaduras debidas a accidentes relacionados con luces defectuosas, árboles de Navidad resecos y otros adornos para las fiestas. Los árboles de Navidad están involucrados en unos 300 incendios por año, con la consecuencia de un promedio de 10 muertos, 40 heridos y unos 7 millones de dólares en daños y pérdidas de propiedades. Además, cada año se producen más de 15,000 incendios causados por velas, los cuales resultan en 140 muertes y en pérdidas materiales por $307 millones de dólares. Los consumidores deben tomar precauciones con las luces y otros productos para las fiestas.
LO QUE DEBE SABER
• ÁRBOLES Y DECORACIONES
Cuando compre un árbol artificial, busque la etiqueta "Resistente al fuego" ("Fire Resistant"). Aunque esta etiqueta no garantiza que el árbol no vaya a quemarse, indica que es más resistente al fuego. Cuando compre un árbol verdadero, verifique que esté fresco. Los árboles frescos son verdes, sus hojas son difíciles de sacar de las ramas y no se rompen cuando uno las dobla. La parte inferior de los árboles frescos debe estar pegajosa por la resina y, cuando se los golpea ligeramente contra el suelo, no pierden muchas hojas. Cuando coloque un árbol en la casa, póngalo lejos de chimeneas y radiadores
• MATERIALES NO COMBUSTIBLES
Para adornar un árbol, use sólo materiales no combustibles o resistentes al fuego. Escoja adornos artificiales de plástico o de materiales que no contengan plomo. Los materiales que contienen plomo son peligrosos si son ingeridos por niños. En los hogares con niños pequeños, adopte cuidados especiales para evitar la presencia de adornos puntiagudos o quebradizos. Mantenga los adornos con partes pequeñas removibles fuera del alcance de los niños, dado que podrían tragarlas o inhalarlas, y evite los adornos parecidos a dulces o a alimentos que puedan verse tentadores para un niño.
• LUCES
Ya sea en interiores o en exteriores, use solamente luces cuya seguridad haya sido verificada por un laboratorio de pruebas reconocido nacionalmente, como el UL o ETL/ITSNA. Para evitar el recalentamiento de los cables, use solamente luces nuevas que tengan cables gruesos y para las que se requieran fusibles de seguridad. Revise cada equipo de luces, ya sea nuevo o viejo, para ver si hay enchufes rotos o agrietados, cables deshilachados o pelados, o conexiones flojas. Tire a la basura los equipos dañados. Si usa una extensión, asegúrese de que esté aprobada para el uso que le ha de dar. Nunca use luces eléctricas en árboles metálicos. Estos árboles pueden cargarse con electricidad de las luces defectuosas y, si una persona tocara una rama, podría electrocutarse. Cuando coloque luces al aire libre, revise las etiquetas para asegurarse de que su uso en exteriores está autorizado y enchúfelas exclusivamente en receptáculos protegidos con interruptores de circuito de falla a tierra (GFCI, según su sigla en inglés). Cuando se vaya a acostar o salga de casa, apague todas las luces decorativas. De lo contrario podría producirse un cortocircuito y comenzar un incendio.
• VELAS
Mantenga a la vista las velas encendidas.
Coloque las velas encendidas lejos de objetos que puedan arder con facilidad. Colóquelas siempre en bases no inflamables y fuera del alcance de niños y mascotas. Coloque las velas encendidas lejos de árboles, plantas de hojas perennes y decoraciones. Cuando se vaya a acostar o salga de casa, apague todas las velas.
CHIMENEAS
Tenga cuidado con las "sales pirotécnicas" que producen llamas de colores cuando se las arroja en fuegos de leña. Estas contienen metales pesados que, si se ingieren, pueden provocar irritación gastrointestinal intensa y vómitos. Manténgalas fuera del alcance de los niños. No queme papeles para envolver regalos en la chimenea. Este papel puede encenderse súbitamente y arder con intensidad, provocando una explosión instantánea.
ARME CON SEGURIDAD UN BELLO ÁRBOL DE NAVIDAD
• ¿POR DÓNDE EMPEZAR?
Piense primero dónde lo va a colocar para poder escoger uno del tamaño adecuado. Si el espacio de que dispone se lo permite, atrévase con uno frondoso. Los cielos rasos elevados demandan un árbol alto. Si no dispone de mucho espacio, puede decidirse por uno de sobremesa o uno de tipo alpino, alto y más estrecho. Mucha gente se decanta por los artificiales, que hoy en día tienen un aspecto asombrosamente real y se presentan en múltiples formas y tamaños.
• ¿CUÁNTAS LUCES SE NECESITAN?
Para empezar, necesitará 100 luces por cada pie que mida el árbol. Por ejemplo: si el árbol mide 7 pies, necesitará al menos 700 luces. Posteriormente, puede añadir más si su árbol es más frondoso de lo normal o si le gustan los árboles muy iluminados. Las luces se venden en paquetes de 35, 50, 100 o 200. Mucha gente considera que las ristras de 100 luces es el tamaño ideal para decorar la mayor parte de los árboles.
• COLOCACIÓN DE LAS LUCES
Hay que probar las luces antes de colocar una sola en el árbol. Conecte cada una de las ristras para ver si funcionan. Las luces son lo primero: se colocan antes de los adornos, el remate y todo lo demás. Conéctelas antes de empezar; así le resultará más fácil distribuirlas en el árbol. Fije la extensión al tronco. De este modo tendrá un cable que recorre su árbol de arriba abajo con contactos a intervalos regulares. Una vez fijada, tome un juego de luces y comience por la punta del árbol. Conéctelo a uno de los tomacorrientes de la parte superior. Comience por la base de una rama y enrolle el cable alrededor hasta llegar a la punta y luego dé vuelta hacia la base. No olvide incluir también alguna rama secundaria. Cuando llegue a la base, vuelva a comenzar con una rama nueva. No hace falta poner luces en todas las ramas, sólo hay que asegurarse de conseguir una distribución uniforme en todo el árbol. Sepárese de él de vez en cuando y contemple el resultado desde más lejos. Rellene los huecos a medida que los vaya descubriendo. El resultado final es un árbol que parece iluminado desde el interior. Si ha elegido uno artificial, puede mover y disponer las ramas a medida que trabaja. ¡Es mucho más fácil que esperar hasta el final!
COLGAR LOS ADORNOS
Cualquier cosa es válida, no hay que limitarse a la típica esfera con su gancho. Puede usar tarjetas, listones, campanas y muñecos: son excelentes elementos decorativos.Elija una estrella, para la punta del árbol.